LUN: Viene el hombre que secuenciará ADN de un millón y medio de especies

Publicado 28 Enero, 2019

Docente de la Universidad deCalifornia en Davis será unode los invitados al CongresoFuturo 2019.

Harris A. Lewin, uno de los invita dos al Congreso Futuro 2019, es un profesor de evolución y ecología en la Universidad de California en Davis. Preside la iniciativa Earth BioGenome Project, que propone secuenciar el ADN de todas las especies eucariotas (plantas, animales, hongos y otros organismos, con la excepción de las bacterias) conocidas en la Tierra, para comprender la evolución y organización de la vida. Así, tal cual.

En total, un millón y medio de especies. Un desafío que, según los 24 investigadores involucrados en el proyecto, llevará diez años y costará unos 4.700 millones de dólares.

Lewin planteó, en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences” (https://tinyurl.com/y7pgja6e), que el proyecto transformará nuestra comprensión científica de la vida y además proporcionará nuevos recursos para hacer frente a la pérdida de biodiversidad.

¿Esto permitirá volver a crear especies extintas? ¿Jurassic Park? Responde Florencia Tevy, también invitada al Congreso Futuro, doctora en Bioquímica e investigadora del Centro de Genómica y Bioinformática de la Universidad Mayor. “Más que eso, lo que necesitamos es conocer lo que se de nomina variabilidad genética, que sirve para hacer frente a cambios ambientales. Chile posee una gran biodiversidad única en el planeta, por lo que a través de iniciativas como ésta podemos posicionar a Chile en el mundo en áreas como la diversidad y el cambio climático o la fármaco genómica, porque también esta variabilidad genética nos va a ayudar a desarrollar nuevos fármacos”, dice Tevy.

“Con la iniciativa Plan Nacional de Genómica (https://tinyurl.com/y7th7v7v) presentada al Congreso el 17 de diciembre, dimos cuenta de cómo Chile puede unirse a esta iniciativa mundial”, agrega.

El Earth BioGenome Project, según lo plateando por Lewin, requerirá la cooperación de gobiernos, científicos y colaboradores de todo el mundo. “Es estratégico para el 2030 y el futuro planetario conocer el ADN de nuestros ecosistemas. Particularmente aquellos extremos desde dónde podría aislarse una enzima desconocida y que pueda combatir alguna enfermedad o
mejorar productividad los cultivos, por ejemplo”, cierra Tevy.

Fuente: LUN (click aquí)