La digitalización de la identidad

Por Adonis Tello Araya

En economía neoclásica se utiliza el término externalidades para referirnos a efectos de actividades de la economía que no se reflejan en las decisiones económicas, este mismo concepto es aplicable, con cierta flexibilidad académica, a lo que ocurre hoy en día con el uso de redes sociales. Tenemos millones de usuarios asumiendo costos que no se reflejan en su decisión a la hora de descargar una aplicación, sin considerar que la “gratuidad” de la misma es pagada con sus propios datos, volviéndoles, al final del día, en el verdadero producto.

Si bien el nacimiento de estas aplicaciones puede haber tenido un fin más social, como el que Mark Zuckerberg indicó que tenía Facebook, el contexto de globalización económica ha permeado su esencia y las ha hecho transmutar en un bien de mercado más. Esas acciones permitieron que empresas e instituciones estén contactando y monopolizando con estas posibilidades de obtención de datos, entregando de cierta forma a los usuarios lo que buscan de manera fácil, como es el caso de publicidad con comida o cosas asociadas a sus gustos, pero con el costo de cargar a la red su “identidad”.

En redes sociales es bastante sencillo encontrar distintos vídeos virales sobre hasta dónde se puede llegar a conocer a alguien a través de su celular o sus redes, como ejemplo podemos tomar el viral de CUT sobre una cita a ciegas únicamente por el celular u otro viral belga en el que un “adivino” utiliza redes sociales para convencer a personas de sus habilidades. Estos y un sinnúmero de otros ejemplos nos dan toneladas de evidencia sobre todo lo “nuestro” que es accesible, aprovechable y rentable por entidades externas.

Cuando somos pequeños Y nos enseñan a andar con dinero, es una orden casi obvia el no andarlo mostrando por la calle pues alguien podría robarlo, hoy en día casi ninguna institución, ni mucho menos, red social o empresa asociada, por obvios motivos, nos enseña a no andar “con nuestros datos al aire”. Si bien, las redes o aplicaciones proveen de un básico tutorial al usuario, no existe un seguimiento que permita su dominio sobre este recurso. Aquí es donde resalta la necesidad de un proyecto institucionalizado de alfabetización digital en nuestro país y posiblemente a nivel internacional, para conocer al menos lo más importante de los datos y sus usos en este mundo digital, ya que en el presente y futuro es o será vital.

Para convivir en la vía pública es vital la confianza, tanto en que los peatones se detendrán en la luz roja, como en que los automovilistas respetarán el paso de cebra, etc. El estar informado protege a quien se informa y a los demás. Esto es totalmente equiparable a lo que nos traerán las veredas digitales del futuro, para las cuales es necesario prepararnos desde ya para tener la mejor convivencia y seguridad individual, entonces, ¿Por qué no informar para proteger la identidad de cada usuario?, ¿Es prioridad el comercio o la identidad de las personas?

Agradecimientos por los insumos a Andrea Arredondo, Benjamín Cofré, Gabriel Cid, Jaime Ulloa, Manu Pardo y Sheily Sapeg.

Adonis Tello Araya, 18 años, Santiago. Considera que en una comunidad es fundamental la Colaboración y Diplomacia. 

Estudiante de Licenciatura en Ciencias Sociales en la línea jurídica de la Pontificia Universidad Católica de Chile, alumno a distancia en diplomados asociados a la Gobernabilidad de Datos y Plataformas de la Universidad de Minnesota y autodidacta en el área aeroespacial. 

Ha participado en iniciativas como NASA International Space Apps Challenge y en las Academias de Ciencia, Emprendimiento e Ingeniería de la Fundación Ciencia Joven. Es Oficial de Asuntos Públicos en la Misión CanSat SIMES-1, que consiste en la construcción de un satélite tipo CanSat, en el Centro Avanzado de Enseñanza SIMES. Fundador de Fundación COMFUT. Miembro del Comité de Prospectiva Juvenil asociado a la Comisión de Desafíos del Futuro del Senado de la República de Chile.